www.flickr.com

viernes, 28 de agosto de 2009

Ratoncito Pérez (los preparativos).

Llego a casa y abro el buzón. Junto a la publicidad y facturas, encuentro un sobre pequeño donde apenas cabe el sello. No puedo menos que intrigarme y compruebo el remite: "Ratoncito Pérez S.L.". Lo vuelvo a leer dos veces para comprobar que no sueño y lo abro. Os transcribo el texto porque me da el pálpito de que me he metido en un berenjenal. Dice así:

Estimado Señor Fanjul:
Ante la inminente llegada de Ratoncito Pérez S.L., en adelante R.P., a su domicilio y con objeto de que su actuación se lleve a cabo por los cauces que mejor nos satisfagan a todos, le hacemos saber las condiciones que deben cumplir su casa y zona colindante para que R.P. cumpla con la labor encomendada. Asimismo, les rogaríamos nos confirmara los datos de que disponemos para que nuestra actuación cumpla estrictamente el protocolo europeo en gestión medioambiental.

_El interior del edificio y, por supuesto, de su vivienda han de encontrarse carentes por completo de trampas, venenos y demás dispositivos que puedan causar daño al personal de R.P.
_Gatos, ratas y ratones (que no sean de la plantilla de R.P.) han de hallarse, al menos, a dos manzanas de distancia.
_Rejillas de puertas, ventanas o el modo en el que nos introduciremos en su casa (a concretar) han de estar libres de obstáculos.
_El niño ha de estar dormido y en su cama habitual, al menos dos horas antes del intercambio (23:30 P.M. en horario universal). El no cumplimiento de este punto liberará de responsabilidad a R.P. en caso de ser un hermano quien levante la almohada, y no responderá ante berrinches y peleas.
_Las tarifas 2009 se han incrementado el I.P.C.+ 2% respecto a las del 2008, y serán depositadas en moneda de curso legal y en un solo plazo bajo la almohada.
Los datos de que disponemos son:
Nombre: Asier Fanjul; diente: "O" (incisivo inferior central izquierdo); lugar de descanso: litera superior.
(Rogamos nos confirmen nombre, numeración dental y cama habitual del interesado, así como el momento del desprendimiento total de la pieza).


Observaciones: Dejar comida a los gatos para alejarlos puede ser multado por el ayuntamiento de su localidad. R.P. declina cualquier responsabilidad a ese respecto.

Terminada de leer la carta, estuve un buen rato dándole vueltas al asunto. Lo primero que me llamó la atención fue que el ratoncito Pérez de mi infancia, se había transformado en Ratoncito Pérez S.L. . Seguramente sea actualmente un negocio familiar; tema de impuestos y todo eso.

La petición de ausencia de gatos me pareció normal, no tanto la de ratones y ratas. Luego he caído en la cuenta de que el ratón trae dinero; es lógico que se aseguren de que una banda de ratones no le atraque a mitad de escalera o que una seductora rata le intente embaucar.

Que la entrada a la casa esté libre de obstáculos ya me pareció una exigencia fuera de lugar. ¿Desde cuando un ratón tiene problemas para entrar en una casa decente? Quizás se refieran a las alarmas con detección de movimiento y pistolas láser de algunos chalets de lujo; pero no es el caso.

Conforme con que el niño esté en su cama y a su hora, pero en cuanto a las tarifas, me han dejado algo preocupado porque no están muy claras. ¿Cotiza igual un incisivo que un molar? Si ha subido la tarifa respecto al año pasado, ¿redondearán al euro o dejarán céntimos? Bueno, intentaré buscarlas por internet.

He estado repasando lo que me va a costar organizar semejante tinglado y me parece que voy a pasar del Ratoncito Pérez S.L. y le voy a poner el dinero yo mismo a Asier debajo de la almohada.

Al fin y al cabo, estará dormido.

PD: El diente aún no se le ha caído.
PD2: Hoy toca filete en lugar de puré.

sábado, 22 de agosto de 2009

Lluvia de agosto.

Era finales de agosto. Unas lluvias torrenciales no paraban de caer en la ciudad. Mario no se había ido de vacaciones, acababa de perder su trabajo, y no se lo podía permitir. Cogió el paraguas, se calzó las botas y salió a pasear. Caminar era barato y no le hacía pensar en sus problemas. ¡Cuánto echaba de menos el sol!

Al cruzar la calle se encontró con un escaparate que lucía un cartel tentador. Miró su escuálida cartera, dudó un instante y entró.

_¿Es cierto lo del cartel?- preguntó a la rubia dependienta.
_Sí, sí, los restos del verano están en ese montón.-le respondió sonriente.

Estuvo un tiempo rebuscando hasta que lo encontró. Estaba a buen precio, rebajado al cincuenta por ciento.

La dependienta se acercó.
_¿Se lo va a llevar?- preguntó.
_Sí, gracias. ¿No tienen nada más, verdad?- dijo él.
_No, en estas fechas es lo único que nos queda. ¿Se lo envuelvo?
_No, gracias. Me lo llevaré puesto.

Y así lo hizo, cogió su tres de julio, un día caluroso con nubes y claros, se lo puso y salió de la tienda.

Al cruzar la puerta, el sol le dio en la cara.

jueves, 20 de agosto de 2009

Bautismo de mar.

Disfruto de mi última semana de tardes "libres" (entrecomilladas por la luz parpadeante del teléfono en modo amenaza). Los niños despiertan de la siesta y, sudorosos, se arrastran hasta el salón.
_Aita, ¿pones la tele?- dice Asier.
_Siiiiiiiiií, ¡Bob epponja! - replica Aimar.
_¿Tele?, ¿a las cuatro de la tarde?, ¿en verano? - digo yo, haciendo aspavientos. Mejor nos vamos a dar un paseo en barco y si, de paso, encontramos un tesoro...

A Asier se le iluminan los ojos; se había levantado, pero ahora se acaba de despertar.

_¿Nos lo podemos quedar?- ruega.
_Bueno, habrá que pensarlo, ya sabéis que el capitán del barco se lleva siempre la mitad y la tripulación se reparte el resto. Venga, a vestiros. - les digo.
_Jo, ¡qué morro! - dice enfadado, pero enseguida reflexiona y contesta. ¿Y si no lo quiere?
_Vengaaaa, que si no llegamos tardeeee.

Pero, no, llegamos a tiempo.

Estamos en el puerto a punto de embarcar en el Ciudad de San Sebastián, el nuevo catamarán que sustituye al antiguo barco de idéntico nombre, y del que guardo recuerdos de mi infancia con mis hermanos y abuela.
Mientras Nieves sube con Aimar a la cubierta de arriba, Asier y yo nos dirigimos a proa. A babor y estribor hay unas escaleras que bajan a las bodegas, donde hay unos cristales que dejan ver debajo del agua.
_Mira - le digo- por ahí es desde donde miran el fondo y encuentran los tesoros.
_Jo, ¡qué morro! - contesta.

(Apunte mental, enseñarle otras expresiones para describir disgusto, enfado,...)

Nos acercamos a la cabina del capitán. Aún no está. Le enseño los walkie-talkies, el gigantesco GPS con un mapa de la bahía, el compás, la radio... pero él sólo se fija en una cosa.


_Mira aita, ¡el timón tiene cosas de oro! ¡Han encontrado el tesoro! - y oigo el latido de su corazón como si fuera el mío tras una maratón (bueno, una carrera corta).
_Mira, te explico. Por los cristales, buscan los barcos hundidos y ese timón será de alguno de ellos, pero no te preocupes que el tesoro todavía está escondido.

Y más calmado subimos a la cubierta superior.

El barco suelta amarras; poco a poco, vamos saliendo del muelle y nos cruzamos con un montón de embarcaciones; la bahía está muy viva. A la altura del Aquarium, pasamos frente a un vivero de mariscos y pienso en el duro oficio de algún amigo que tiene que completar su sueldo de esa manera.


El catamarán navega suave aunque hay un ligero oleaje y pegamos algún bandazo de vez en cuando.
_Cachiiis - pienso.
Asier está sentado junto a la borda, el aire le da en la cara y es feliz; mi temor por el mareo se disipa.

A la altura del Paseo Nuevo, Aimar señala con su dedo a tierra y sentencia:

_¡Ferias!

Giro la cabeza y no veo ninguna. Hasta el domingo estuvieron en ese lugar, al que su dedo sigue señalando, pero ahora sólo se ve la roca pelada. Si tenemos en cuenta que sólo fuimos una vez con nuestros amigos de Bilbao, y que el lugar estaba lleno de gente, a mí no me queda duda de que si me pierdo en el monte, Aimar es la mejor opción; quizás fuera que de pequeño le vacunaron con la aguja de una brújula.
A Asier fue con la de un tocadiscos, porque no calla. Ve botellas flotantes con mensajes, el faro del pirata, la isla llena de gente (con mucho morro),...

Regresamos a puerto. El bautismo de mar lo remojamos, a falta de ron y grog, con un buen chocolate con churros en Santa Lucía.

Al volver a casa, los besos saben a sal.

lunes, 17 de agosto de 2009

Ofertas de empleo.

Empresa puntera en el sector selecciona personal para su nueva delegación en Donostia - San Sebastián, con las siguientes referencias:

a) Rotulista de portales (ref. uno) (Revisión actualizada)

_NO son necesarios estudios.
_Se valorará cualquier bachillerato bachillerato en Ciencias.

Enviar Curriculum Vitae con su nombre, dirección, teléfono de contacto y grafía en numeración arábiga del número: Mil doscientos treinta y cuatro millones quinientos sesenta y siete mil ochocientos noventa.



b) Rotulista de certámenes (ref. II) (revisión actualizada).

_NO son necesarios estudios.
_Se valorará cualquier bachillerato bachillerato en Letras.
_Imprescindible experiencia en rotulación de Olimpiadas, tomos de libros, congresos y/o secuelas de Hollywood.

Enviar Curriculum Vitae con su nombre, dirección, teléfono de contacto y copia a mano del siguiente texto :

"Invadan Vuestros Xilófonos Dodecafónicos La Calma Matutina".

sábado, 15 de agosto de 2009

Días de cine.

Ayer viernes, Aimar se estrenó por partida doble en el cine. Por la mañana, en el Aquarium, viendo un documental sobre pulpos. Terror y diversión con ocho patas, un cerebro y tres corazones, en un animal que sufre como ninguno en el Amor. Ya lo dijo Pascal: "El corazón tiene razones que la razón desconoce". Al pobre animal le sobran corazones y le faltan cerebros, aunque sólo en temas amorosos porque, según cuenta Aimar, y cito:
"e puppo abía el bote y ¡ñam! se comía e canguejo del bote"*.

*Había un bote de cristal, el pulpo lo abría y se comía el cangrejo que había dentro. (traducción ofrecida por Asier).

Por la tarde, ordenados y nerviosos, fuimos a ver "UP", la película de "los globos y el niño gordo". Aimar, adelantándose en un año al primer cine de Asier, se portó de idem y celebramos con risas, txutxes y palomitas la divertida película.


¿Divertida? Sí, desde un prisma infantil, la película lo es y tiene todos los ingredientes del auténtico Disney (aun siendo de Pixar). Realmente son ingredientes de una fórmula que se repite, con variaciones, desde siempre: buenos (Blancanieves, La cenicienta), buenos que mueren (Buscando a Nemo, Bambi), malos (brujas varias), animales que hablan (Los rescatadores), violaciones de las leyes físicas (Peter Pan) y una especial fijación por dejar caer al vacío a los villanos (Blancanieves, La bella y la Bestia). Pero hay algo más, en el límite de la percepción infantil, que añade un interés especial para los adultos. Una preciosa historia de Amor, marcada por el recuerdo y la esperanza; y un toque de atención sobre la educación y nuestras erradas prioridades.

No os destriparé más la película, sólo decir que trata un asunto sin respuesta. ¿Qué recordarán tus hijos de su infancia? Los regalos caros y los viajes a lugares lejanos y exóticos (fruto de tus esfuerzos laborales) o un helado en el banco de un parque indefinido; un cuento al oído, vencido por el sueño; y un delicado beso, al despertar todos los días (fruto de tus esfuerzos laborales).

No es el tiempo dedicado, es el tiempo compartido.

PD: ¿Cual es la edad para que un niño vaya al cine por primera vez? Asier puso el récord en cuatro años y medio pero Aimar lo ha rebajado a tres y un cuarto. Los récords están para batirlos, los hermanos segundos vienen pisando fuerte.
PD2: El recipiente de la foto nos sirvió de sombrero al terminar la proyección; y esta vez no fui yo quien más comió (ni Nieves).
PD3: Cuentan la historia de un pulpo que se enamoró, le dejaron plantado rompiéndole el corazón y sufrió un infarto, todo al mismo tiempo y sin que le importara demasiado.

martes, 11 de agosto de 2009

El olor de la madera.

Ya comenté que siento una cierta debilidad por los objetos de madera y por la artesanía en dicho material. Un bisabuelo ebanista quizás tenga la culpa, pero como los niños lo que tienen son dos tatarabuelos con dicho oficio no pusieron pegas. Y allá que nos fuimos, al olor de la madera, a la feria de la plaza Zuloaga, de paseo dominical.

Sin embargo, amén de filigranas en otros materiales, nos encontramos con un escultor de madera que no empleaba cepillos, escofinas, ni buriles.


Virutas sí que había, y en profusión, así como grandes trozos de madera que Asier cogía en cuanto le dejábamos.

_Hijo, por lo menos espera que pare la moto-sierra para acercarte... - le decíamos.
_Vaaaaale - nos contestaba; mirándonos con un ojo mientras que con el otro vigilaba al resto de niños para que no le arrebataran el pedazo más grande.

Aimar, menos dado a la recolección de materiales para inventos, gustaba de jugar con las virutas, pero demostraba de manera fehaciente que el oficio de sus ancestros se está perdiendo, y no quería ni oír hablar de los nuevos métodos.


PD: Hoy en día no hay quien se meta con los ebanistas.
PD2: Gasolina, el nuevo olor de la madera.

domingo, 9 de agosto de 2009

Uno de enero, dos de febrero, tres de marzo,...

... siete de julio, ocho de agosto, ¡Semana Grande Donostiarra!


Intentamos (sin éxito) copiar a nuestros amigos de Pamplona (pamploneses-pamplonicas) en la celebración de sus fiestas pero, al hacerlo, aplicamos erróneamente las artimañas de nuestros otros amigos de Bilbao (bilbaínos-botxeros), y exageramos el punto.

Al monocolor pañuelico rojo, el nuestro bicolor (azul y blanco, como no), aunque el suyo lo vea por todas partes y el nuestro no recuerde ni cómo es; a su txupinazo de inicio, nosotros un cañonazo; a su "A San Fermín venimos...", nosotros "Artillero, dale fuego" (bueno, ésta no vale); a su plaza del ayuntamiento, nosotros la del nuestro, al borde del marco incomparable.

Menos mal que nos quedan nuestros originales fuegos artificiales y el helado posterior aunque, me han dicho, nos los intentan copiar los de Bilbao. ¡Qué vergüenza!

PD: Lo siento, a los de Vitoria (vitorianos-vitorianos) no les copiamos nada, que lo de los blusas no va con nosotros; aquí hace más calor y vamos en mangas de camisa.

viernes, 7 de agosto de 2009

Excesos legislativos.

Ayer, en la contraportada del DV, leí esta noticia; una más para el montón. Pero pasará el tiempo...

Septiembre, 2009.
El Parlamento Belga eleva a la categoría de ley la petición que permita a los niños mancharse.

Octubre, 2009.
Madres, abuelas y cuidadoras se movilizan contra la nueva ley del pringue. Argumentan que no están previstas ayudas económicas para compensar el exceso de "lavadoras y jabón" que serán necesarios para compensar el repunte de manchas. Algunos padres también se suman al acto.

Noviembre, 2009.
Disturbios en Lovaina (Bélgica) entre fabricantes de jabón y lavadoras, y fuerzas del orden público, por las medidas del gobierno de aumentar los impuestos para compensar los efectos de la nueva ley.

Diciembre, 2009.
Cortes de suministro intermitentes por la sequía en Bélgica, a pesar de un otoño lluvioso. El incremento de puestas de lavadoras, se baraja como uno de los motivos del problema. El exceso de barro en los parques, desencadenante de la situación.

El gobierno rechaza hacer declaraciones hasta que la investigación puesta en marcha obtenga sus conclusiones.

El buzo de plástico, regalo estrella estas navidades.

Enero, 2010.
El parlamento debate las conclusiones de la investigación. La ley del pringue, causante última de todos los problemas, pendiente de derogación.

Febrero, 2010.
Las negociaciones en punto muerto. Bélgica solicita ayuda a la Comunidad Europea y España anuncia su voluntad de mediación.

Marzo, 2010.
Una delegación española, acompañada de representantes empresariales, plantea una solución para no derogar la ley, frenar la sequía y reducir la puesta de lavadoras.

Abril, 2010.
Bélgica, con ayuda española, asfaltará todo su territorio poniendo así fin a una crisis que se alarga en el tiempo.

Mayo, 2010.
España, primer país de la Comunidad Europea en salir de la crisis económica.

PD: Lo dije y lo repito. Si tu hijo vuelve a casa igual de limpio que cuando salió, algo haces mal. Tú.
PD2: Comenzamos reservando asientos en el autobús en lugar de contar con la buena voluntad de la gente, hicimos colas rápidas en el supermercado para no tener que dejar pasar a nadie con pocas cosas,... y no sigo. Tenemos lo que nos merecemos.
PD3: Por si desaparece el enlace, transcribo la noticia:
El Ayuntamiento de Lovaina (Bélgica) ha iniciado una campaña para concienciar a los padres de la ciudad de que los niños deben ir vestidos de manera informal para que puedan jugar sin miedo a mancharse. La petición se ha hecho al comprobar que muchos niños no quieren participar en actividades veraniegas porque temen que sus padres les riñan si se manchan. /EFE

martes, 4 de agosto de 2009

Año Internacional de la Astronomía 2009.

Se me estaba pasando. Ya estamos en pleno agosto y todavía no he comentado nada sobre el Año Internacional de la Astronomía 2009 que celebra la U.N.E.S.C.O.


No diré mucho más, quien quiera enterarse lo puede buscar fácilmente en la web; yo prefiero mirar de noche al cielo.

PD: La idea del logo sí que me gusta.
PD2: ¿Algún día quedaremos?

lunes, 3 de agosto de 2009

La niebla.

Amanece. La mañana está brumosa y una densa niebla lo cubre todo. Apenas se ve a un palmo. Escucho el silencio característico de este tipo de días. No hay pájaros, no hay grillos, tampoco oigo las gallinas o los cencerros de la granja cercana. Tanteando, me acerco al baño, abro el grifo del agua fría y me lavo la cara.

La niebla se va por el desagüe, junto a mis legañas. Sigo sin oír los grillos, ni las gallinas, ni las vacas; estoy en casa; vuelta al trabajo.

Intento centrarme y olvidar las vacaciones. Sin embargo, en la cocina, mi cerebro me juega otra mala pasada.


Yo he vuelto, mi mente bajará del monte en breve.

sábado, 1 de agosto de 2009

XXIX Clásica San Sebastián/San Sebastián.

En esta ocasión ha sido Carlos Barredo quien verá inscrito su nombre en el palmarés de la carrera. Sin embargo, Rubén Pérez será quien mantenga la tradición, como muy bien se describe aquí.


Al fin y al cabo, es una clásica y no un critérium, prueba, reunión ciclista o similar.

PD: Todavía no sé quién es el de la foto. Se admiten ayudas.