www.flickr.com

sábado, 29 de mayo de 2010

iPAD y más.

Ayer, 28 de mayo de 2010, fue el lanzamiento en Europa del famoso iPAD. Y allí que nos fuimos, Asier y yo, hacia la FNAC, a ver si lanzaban alguno y podíamos cogerlo.

Pero, no, no los lanzaban, sino que los tenían atados con un cable y conectados a una alarma, así que lo único que pudimos hacer fue tocar, sobar, coger, girar y jugar con uno de ellos.


Con cuidado, dejo que Asier haga lo que quiera con el aparato y, para cuando vuelvo a mirar, ya se ha hecho con él; siento algo de vértigo.

Pertenezco a la generación que nació con televisión en casa, lo cual hizo que no fuera ninguna novedad; simplemente, estaba allí. El color ya fue otra cosa, pero tampoco fue un cambio tan grande. Mis padres aprendieron a manejar la antena, las cadenas,... se adaptaron.

Para mis abuelos, fue el agua corriente y el inodoro en casa (y no en la cuadra); también se adaptaron (fue fácil), aunque ya a una edad algo más avanzada (a mi padre también).

Para nosotros, fue el ordenador personal, allá por 1981, y el vídeo. Nos pilló jovencitos, pero aquí estamos, dando a la tecla como si nada hubiera pasado. Pero sí, fue una novedad y lo asumimos sin problemas. Nuestros padres... no tanto.

Y vuelvo al presente, a internet, al Blu-ray (bueno, ya casi no), al iPAD. Son la televisión de nuestros padres; la manejamos, la usamos, aprendemos,... pero no es lo mismo. ¿Por qué decimos que nuestros niños no valoran los avances que tienen? ¿Valoramos nosotros acaso ya no la televisión sino el agua corriente o las alcantarillas (salvando las obvias distancias)? No, lo que tenemos cuando nacemos, simplemente está allí.

Pasarán los años y algo llegará que nuestros hijos aprenderán y nos tengan que enseñar. La experiencia nos dice que no tenemos ni la más remota idea de qué se tratará, es más, la tecnología que se empleará ni siquiera se ha soñado; pero será así.

Sin embargo, aún queda una cosa que nos une con nuestra herencia; algo que sigue maravillando y atrayendo desde siempre, y que yo disfruto en los ojos y la expresión de mis chicos, la Naturaleza. Los ojos que descubren la vida en un nido, las manos que cogen y saborean las cerezas de un árbol, los pies que se mojan en las frías aguas de un río,... son los mismos que lo hicieron veinte, cuarenta, cien años atrás.

No pensemos que las generaciones venideras ya no se asombran con nada, quizás no les estemos guiando por el camino correcto. El mundo es muy grande, y no cabe en una pantalla.

PD: Y no me refiero a Google maps.
PD2: El iPAD se lanza en varias versiones. En la imagen, dos de ellas, la 6.5 y la 4.0.

jueves, 27 de mayo de 2010

Pedaleo colegial.

Llega mayo y, con él, la marcha cicloturista que organiza el colegio de los chavales (y mío, en su día). Con una contribución insignificante pero significativa, en apoyo a la lucha contra la esclerosis múltiple, este sábado, conseguimos nuestros dorsales; sacamos las fotos de grupo; y comenzamos el recorrido.


Habíamos pensado que, esta vez, Asier cabalgaría solo a lomos de su corcel de dos ruedas, pero la prudencia materna es mucha, tanto más por materna que por prudencia, y fue que no. El recorrido por carretera está controlado pero, en una zona, hay un carril en sentido contrario que puede ser peligroso en caso de despiste.

Pero no importó, porque el carrito, su carga, y quien tiraba de él, disfrutaron una vez más del recorrido. Con sus cuestas, sus resuellos, su calor sofocante, su agua escasa,... ¡qué felicidad!

Un sorteo en el que nos tocaron entradas varias, llavero y pegatinas puso el punto y hasta el año que viene de la fiesta.



PD: Los premios fueron entregados por el muchacho de la foto que parecía bastante en forma pero que tampoco nos sacó tanta ventaja (con carrito y todo).
PD2: Encomiable labor materna cerrando el pelotón, avisando de adelantamientos y peligros varios; los timbres de las bicis se amortizan solos.
PD3: El año que viene, Asier irá en su bici (¡o andando!).

miércoles, 26 de mayo de 2010

Trabajo y esfuerzo.

Hace años me explicaron que el trabajo es una magnitud física relacionada con la fuerza. Así las cosas, cuando la fuerza es paralela al movimiento, verbigracia, levantar un cántaro de leche, tiene una magnitud definida, tanto más grande cuanto mayor es el cántaro o más lleno está; pero cuando esa fuerza es perpendicular al movimiento, por ejemplo, cuando andamos con el cántaro en la cabeza, también tiene una magnitud definida, pero ésta es cero (cero es una magnitud).

En resumen, levantarse para ir al trabajo, es trabajo, pero el hecho de ir, ya no lo es; aunque suponga un esfuerzo.

PD: Son pequeños secretos de la Física que explican el por qué los científicos son gente tan poco sociable.
PD2: ¿Cuándo fue la última vez que visteis a alguien con un cántaro en la cabeza? De leche, no valen despedidas de soltero ni cosas similares.
PD3: El esfuerzo no es magnitud física ni nada; el pobre.

lunes, 24 de mayo de 2010

Érase una vez tres personas...

... a una cámara pegados.

Puntuales a la cita postergada, este sábado, Imanol, Lourdes, Mertxe y el que suscribe, fuimos a disfrutar de una mañana fotográfica por el muelle donostiarra. La excusa, sin ser necesaria, aprender el manejo de sus cámaras réflex; la técnica, los menús y algún truquillo para hacer más aparentes los resultados fotográficos.


Decir que no es fácil resumir en tres horas un curso de fotografía, y no lo digo tanto por explicarlo como por asimilarlo. Profundidad de campo, desenfoque, reglas de composición, sobre-exposición y subexposición,... estos alumnos se atrevieron con todo.

El broche de gala, la sensación de movimiento; ejercicio de cadera no apto para cuerpos anquilosados. Sin embargo, no en vano, la mayoría de los cursillistas eran aguerridos y ágiles montañeros, y demostraron una facilidad pasmosa en el sufrido arte del barrido lateral.

Ya sólo queda una cosa para rematar el curso, un rallye fotográfico por la ciudad; será pronto.

PD: La Mejillonera selló el acto.

sábado, 22 de mayo de 2010

Cumpleaños victorioso.

_¿Cuántos años tienes ahora, Aimar?

PD: Ciertamente, no se me había ocurrido mostrar la edad de esa manera.
PD2: No se admiten peticiones sobre el sombrero; también me cabe a mí.

viernes, 14 de mayo de 2010

A la tercera va la vencida.

Días antes del pasado sábado, Imanol me llamó; en Ficoba se organizaba el XVI Salón internacional de vehículos clásicos. La posibilidad me tentaba, pero quizás no lo suficiente como para ir con toda la familia hasta Irún, pagar entrada y mantener a los niños ocupados sin tocar nada (para los no-iniciados, comentar que los dueños de coches clásicos son gente muy orgullosa de mostrar sus cuidadas maravillas, pero cuya frase de cabecera es "Se mira pero no se toca"; algo que choca frontalmente con lo que cualquier niño de bien considera como diversión).

Desestimado el plan, Imanol me siguió asesorando. Un rallye itinerante de Ford T, se acercaría a la ciudad y acamparían en un hotel; plan para el domingo.


Sin embargo, el domingo, el despertador no sonó (posiblemente porque no lo puse); y así quedó el asunto.


Pero el lunes, un desfile de coches casi centenarios cruzó el puente delante de mis narices cuando volvía a casa. Los seguí con la vista y sopesé tres posibilidades: podían irse, detenerse en la Plaza Gipuzkoa o ir hasta el ayuntamiento. Probé fortuna, cogí la cámara y... el resto ya lo habéis ido viendo.


PD: Tampoco es que sean gran cosa, pero éstas y alguna más, las he colgado en flickr.
PD2: En Fotoimanol están las de Ficoba del propio Imanol.

domingo, 9 de mayo de 2010

Arco Iris.

Rojo, naranja,


,verde, azul, añil y violeta.

PD: Asier, recorriendo el camino de la cortesía.

jueves, 6 de mayo de 2010

Pseudo-Blogafari PPS.

El pasado viernes celebramos la pseudo-blogafari PPS. Pseudo, porque la mitad de los presentes no tenían blog; y PPS, por la magnífica selección de Powerpoint que Imanol nos presentó. Y es de agradecer, porque no sólo de San Jacobos sin jamón (léase queso frito y rebozado), salchichas variadas y hojaldre de manzana, vive el hombre (y un par de mujeres), y una buena sobremesa de sonoras carcajadas ayuda a la digestión.


Josean, Ander, Imanol, Patxi, Pilar, María, Josema (a los postres) y uno mismo, corroborarán la afirmación.

PD: En la foto de Imanol, se adivina a un Joseancocinerocondelantal entre la niebla londinense (bueno, de puré de patata más que de guisantes).
PD2: En la selección de powerpoints, fotos y vídeos, hubo de todo; hasta cultura.

miércoles, 5 de mayo de 2010

Nidos.

_Qúe nerviosos están los niños - pensó la madre. Y el motivo no era para menos, una excursión en busca de nidos, huevos y pájaros, prometía. Vaya que si prometía.

Se hizo de noche; y los niños se durmieron; y, en sus sueños, imaginaron nidos de dibujos animados, llenos de huevos marrones y pollitos amarillos, que jugaban con ellos.


_A ver si no llueve - pensó la madre. Y con ese pensamiento, también le venció el sueño.

El día amaneció lluvioso, pero la filosofía familiar se impuso. "El que quiere, puede" y "Quien se mueve, no se acatarra", dos máximas como puños que, ayudadas por jerseys y chubasqueros, les hicieron salir a caminar bajo la lluvia (abundante, pertinaz, mojada lluvia). Ángel y Josean, les esperaban en el lugar convenido y, todos juntos, tomaron rumbo a Santiagomendi. Una vez allí, comenzó el largo proceso de vestirse: botas, forro polar, chubasquero, pantalones de agua,... Los dos guías, sacaron de sus mochilas, sendas capas de super-héroe y repartieron bastones de diferentes alturas. Comenzaron a andar; los niños les siguieron.


El olor a monte bajo la lluvia se iba haciendo cada vez más intenso. Pararon.

_Fijaos ahí.- dijo Josean.Y se fijaron, pero no vieron nada.
_Más cerca, más cerca.- insistió. Y pegaron la nariz al musgo; pero no era musgo, sino un nido.

Una mano experta sacó un pollito de pocos días, aún con los ojos cerrados y, con cuidado, se lo acercó a los niños. Unos dedos temerosos, comprobaron el tacto caliente del polluelo, quien volvió a su casa sin saber muy bien qué había pasado.


La mañana fue un ir y venir por las laderas del monte. Cruzaron caseríos con perros, donde se aprende la diferencia entre el miedo y la prudencia; encontraron más nidos, sin huevos o con puestas recientes de tonos azules, rojos,...; bebieron de las fuentes; recolectaron cebollino (qué rico el revuelto con cebollino),...


Volvieron a casa y, el resto del día, fue un continuo recordar.

Se hizo de noche; y los niños se durmieron; y, en sus sueños, imaginaron nidos de ramas y musgo, llenos de huevos azules y rojos, y pollitos de ojos grandes y cerrados que jugaban con ellos.

PD: Los niños tenían tres, seis y cuarenta y un años.

martes, 4 de mayo de 2010

Calendario Mayo.

Aunque estos días la primavera esté más en los calendarios que en el tiempo climatológico, aquí os dejo el calendario de mayo; que casi se me pasa.


PD: Y ya sabéis, un clic en la imagen para descargar en tamaño para imprimir.