www.flickr.com

martes, 28 de junio de 2011

Un día en el parque.

El fin de semana se acercaba sin nada en el horizonte; ¿Playa? ¿Monte? Pero un plan inesperado surgió de las entrañas de la web: Musika Parkean.


Andoni Munduate, conocido de un pasado curso de fotografía en la s.f.g., organiza el evento junto a sus compinches de The Glutton Club (Delifunart, y nosecuantos más). La idea, disfrutar de nuestros parques como lo hacen en el resto de Europa, con un picnic y música en vivo. La música la ponen ellos, la comida es cosa nuestra (o de cada cual).

El día fue magnífico en lo meteorológico (víspera de la ola de calor) y en lo lúdico. El parque de Cristina Enea se llenó de manteles, comida, niños jugando, mayores oyendo la música de Xabi San Sebastián y charlando bajo la sombra.

La organización puso a disposición de la concurrencia, unas normas a seguir: disfrutar del día, dejar el parque como lo encontramos, emplear elementos reutilizables para las viandas (nada de usar y tirar) y, a poder ser, llevar sangüis para el concurso de idem.

Los sangüis no llegaron al concurso, pero no dejamos ninguna basura en el parque.


Tuperwares, cantimploras, termos, vasos de plástico (de los recios), servilletas de tela, fiambreras,... pesar, lo que se dice pesar, pesa bastante, pero es fácil no contaminar más de lo que la manufactura de dichos elementos produce.

También nos encontramos con Chalo, reciente ganador de los premios del Diario Vasco al mejor blog , así como premio del público , y al que sigo de cerca en su imparable crecimiento fotográfico.

Maquinando alguna actividad conjunta con los dos mencionados, terminamos la tarde y volvimos a casa; caminando por el parque.

PD: Y habrá más.
PD2: No os perdáis el documento videográfico que han realizado para explicar qué es un picnic.

viernes, 24 de junio de 2011

Noche de San Juan.

Los muchachos, como en su día nosotros, comienzan las vacaciones la víspera de San Juan. Así pues, liberados de madrugar al día siguiente, salimos, próximos a las diez de la noche, en busca de las hogueras.

Caminamos hacia Sagüés, donde está la más grande de la zona, y nos detenemos junto a la pastelería Argitan; parada obligada y avituallamiento en forma de helados de diversos sabores (chocolate y otros). Salvamos el puente y cruzamos frente a la playa de La Zurriola. Cientos de chavales se agolpan alrededor de sus fogatas.



¡Cuánta inocencia en sus actos!-pienso. ¡Cuánto fuego desaprovechado! ¿Por qué no hay unas sardinas encima de esas brasas?
Las chuletas que tiran a la hoguera no son precisamente las más sabrosas, aunque hayan proporcionado a sus dueños jugosos resultados. Esperanzado, creo ver un lomo a la brasa, pero resulta ser el de un libro de matemáticas, duro y correoso.

Llegados al final de la avenida, quedamos atrapados por la atracción hipnótica de las llamas.



El verano empieza; bienvenido sea.

PD: Poco tiempo le queda a la fiesta de las hogueras de San Juan. El libro electrónico, el iPad, los tablets y demás tecnologías, tendrán la culpa.
PD2: Bueno, siempre quedará el buzoneo y la publicidad no deseada.

viernes, 17 de junio de 2011

Ironía (El caso de los pepinos II ).

Navegando por la red, se me abre una ventana con el siguiente mensaje/pregunta/encuesta:



PD: Si aún fuera un SEAT...

jueves, 16 de junio de 2011

Eclipse de luna.

Desde hacía unos días, Asier y yo, hablábamos del eclipse de luna de ayer. Cogíamos pelotas grandes y pequeñas, linternas para suplir al Sol, las hacíamos girar... Lo comentó con sus compañeros del colegio y algunos no le creyeron.

_Bueno-le dije- pues el miércoles nos vamos tú y yo a verlo.
_¿A la calle?- preguntó.
_Sí, tú y yo; solos

El miércoles, amaneció nervioso.

_Cuando vuelvas del cole, cena pronto. ¿vale?

Y cuando volví, ya había cenado.

Nos pertrechamos de trípodes, prismáticos, cámara, objetivos,... y fuimos a una zona junto al río que tiene un horizonte sur-suroeste lo más libre posible; estaba nublado.

Sin embargo, un claro entre las nubes, nos hizo mantener las esperanzas.



Durante hora y media esperamos el milagro (o que Supermán soplara y despejara el cielo). Entretanto, la gente nos veía y se paraba a preguntar: "¿Por dónde sale el eclipse?", "¿habéis visto algo?". Asier respondía presto, indicando la dirección donde se encontraba la luna que no veíamos, y todos se iban, mirando sin ver nada, sonriendo.

Nos entretuvimos charlando, orientando los prismáticos hacia el Kursaal, discutiendo si lo mejor para salvarse de un tsunami era un ala delta o un paracaídas,... y de tanto en tanto, le dábamos un tiento a una barrita de chocolate; que uno ya es perro viejo en estas lides y sabe que no todo es óptica y estrellas.

Cerca de las once, el aire cambia y termina de nublarse. Despachamos el chocolate y volvemos a casa.

_¡Qué bien se está paseando por la noche!, ¿verdad, aita?
_Sí, hijo, es verdad.
_Es que hay tan poca gente y hay tanto silencio...


PD: Paciencia: sobrenombre de los aficionados a la Astronomía en la zona norte.
PD2: Con lo que le gusta la noche, lo que nos espera cuando crezca.

lunes, 6 de junio de 2011

El viejo Reyno, al rescate.

El sábado, celebramos en el colegio, la fiesta de la familia. Es un día donde los niños realizan una pequeña actuación con su clase, y otra más si tienen alguna actividad extraescolar. También se organizan algunas cosas para padres, aunque en su mayoría son alrededor de una mesa.

El grupo de Asier tuvo una gran aceptación con su coreografía. El traje que llevaban era, digamos, de calle (vaqueros y camiseta blanca), y el baile, una danza de estilo libre al uso de las discotecas en fin de semana; salto, meneo y vuelta a saltar. Aimar, por su parte, tenía que llevar pantalón, camiseta y zapatillas blancas, y un pañuelo rojo al cuello. Su actuación era más estudiada y conforme a la música que la acompañaba: "Kalian gora, kalian bera, kalian gora zezena".

Terminada la fiesta común, a Aimar le quedaba la de su grupo de dantza. Durante el curso ensayan distintas danzas vascas, pasacalles y orko punta mayormente.

Cuando esperábamos para entrar, nos extrañó que las niñas estuvieran vestidas con traje de casera. Los niños no lo veíamos, porque sólo hay tres o cuatro y no habían llegado todavía. Nieves preguntó a las madres.

_¿Había que traerlos vestidos de caseros?
_Sí, ¿no te lo han dicho?
_Pues no.

Llegado el turno de Aimar, éste salió al escenario y bailó con alegría y soltura las danzas ensayadas. Su vestido de casero del viejo Reyno no obtuvo ningún gesto de desaprobación.



Con los navarros hemos topado. ¡VIVA EL VIEJO REYNO!

PD: Y menos cuando en un mes, San Fermín.
PD2: El orko punta no tiene ninguna relación con El Señor de los Anillos.

domingo, 5 de junio de 2011

La crisis del pepino.

Mucho se está hablando estos días del pepino español. Voceros de ciertos países se han erigido en dueños de una razón que el tiempo les ha mostrado esquiva. Pero en todo este tiempo, nadie se ha preocupado de preguntar a los verdaderos interesados. No, no me refiero a los trabajadores del agro español, ni a productores o distribuidores, no. Yo lo que quiero saber es la opinión del propio pepino, de él en su propia mismidad.

Hurgando en mi fondo de armario, encontré un bote. Lo abrí y lo saqué. Se encontraba junto a varias amigas suyas, cebollitas, aceitunas y demás, que me abroncaron por molestarlas. Tras escuchar sus peticiones, acabaron empaladas en un plato, del que dimos buena cuenta a la hora del aperitivo. Y es que yo no me ando con chiquitas cuando se trata de ciertos asuntos.

_Buenos días, Señor pepino.
_Buenos días.
_Aun estando en un bote, le supongo a usted enterado de la última actualidad.
_Sí, así es.
_Me gustaría conocer su opinión al respecto.
_Bueno, todo esto se enmarca en un contexto global de luchas de poder. El gobierno alemán intenta solucionar sus problemas recurriendo al truco más viejo del mundo.
_Mmmm, ¿Cuál es?
_Desviar la atención.
_Entiendo, la gente se preocupa más de no envenenarse comiendo hortalizas que de quejarse por el trabajo, el paro, la economía...
_Bueno, no exactamente. La consecuencia directa de todo esto es el aumento exponencial de los casos de estreñimiento. Sé que suena excesivamente escatológico, pero ya conoce el dicho: "Quien come mucho y caga fuerte, no tiene miedo a la muerte". Esté así un par de días y verá cual es su mayor preocupación, verá.
_¿Tiene pensado alguna acción al respecto?
_Sí, claro. Pienso aprovechar la ocasión para hacer ver a la R.A.E. que han de modificar su diccionario y adaptarse a los últimos acontecimientos.
_¿A qué se refiere?.
_En concreto me refiero a la tercera acepción, de mi nombre. Durante mucho tiempo hemos estado ninguneados y esto tiene que cambiar; ahora importamos a la gente.
_Será difícil cubrir su hueco.
_No crea, siempre quedará el comino.
_Es cierto. Sin embargo, todo esto le tiene que estar afectando de una forma particular.
_Bueno, ya lo veía venir. Verá, tanto los humanos como los pepinos, llegados a la madurez, pasamos por una época de crisis. Esta es la mía, usted pasará la suya y se comprará un coche, una moto,...
_Un teleobjetivo para la cámara.
_Pues eso. La crisis del pepino es temporal y, pronto, todo volverá a la normalidad. Yo mismo hasta hace poco era un colgado, pero maduré y ahora me codeo con lo mejor de la huerta.

La ministra alemana metió la pata hasta el zancarrón. Cualquier niño de los 70, recordará que el Peppino era italiano.



PD: Perdón, el "Señor Peppino". Aunque fuera un titiritero, era todo un caballero.

miércoles, 1 de junio de 2011

Calendario Junio 2011.

Por fortuna, duermo como un niño, y no me hace falta contar muchos borreguitos para conciliar el sueño.



PD: Uno.
PD2: Zzzzzzzzzzzzzzz.