www.flickr.com

domingo, 31 de julio de 2011

Inocencia.

Aimar juega con la arena, comentando en voz alta su lista de regalos para el Olentzero (una pala, otro cubo,...); Nieves intenta no tragar demasiada arena; y Asier se sienta a mi lado, mirando al mar en silencio.

_Aita, creo que el Olentzero no existe.- comenta en un susurro sin desviar la mirada.

Durante un instante, no hago ningún movimiento. Mi mente va a toda velocidad. Lo sabe. Sé que lo sabe, pero no me esperaba una cosa así en pleno verano. Lo sabe y me lo está intentando decir. Es inútil negarlo.

_ Bueno, ¿y quién os trae los regalos en Navidad?- digo como quien no quiere la cosa.
_Creo que tú.
_¿Por qué?
_Porque tú sabes lo que me gusta.
_Te lo ha dicho alguien.
_No.
_Pues no se lo digas a tu hermano. Es un secreto. Luego te cuento una historia.
_Vale.

No hay en su voz muestras de decepción. Tal vez lo supiera ya estas Navidades y no se ha atrevido a comentarlo hasta ahora. En cierto modo, parece aliviado.

Más tarde, le cuento el porqué de hacerse regalos, qué simboliza, y por qué lo hacemos en Navidad. Él escucha atento y va asintiendo. El secreto seguirá a salvo para su hermano, y para el resto de amigos de su clase. Ahora, él también lo conoce y participará de otra manera en la fiesta.

La llanura de la playa continúa hasta el horizonte a través de un mar sin olas. Asier ha subido un nuevo escalón y, desde allí, verá la vida de otra forma.

PD: Qué duro es crecer. Qué duro es ver crecer.

sábado, 30 de julio de 2011

XXXI Clásica ciclista San Sebastián/San Sebastián.

¡Dios mío! ¡Cómo nos gusta en esta ciudad el ciclismo, si hace buen tiempo!

Y lo que cuesta buscar un buen sitio para hacer fotos.

En la imagen, Philippe Gilbert, ciclista valón que, como ganó, no se fue rebotado.


El segundo clasificado, Carlos Barredo, vencedor en 2009, entró solo. Sin sprint ni nada. Pobre.


Tercero fue Greg Van Avermaet; en la foto todavía no lo es (tercero), pero luego sí.


Y poco más. Lo clásico de una clásica.

PD: Yo quería poner las fotos. Si queréis un buen texto de ciclismo, leed esto.

miércoles, 27 de julio de 2011

Culto al cuerpo.

_¿No te has descuidado un poco estas vacaciones? Fíjate en mí, cinco veces a la semana al gimnasio, dieta Dukan, entrenador personal,... Mi cuerpo es mi templo.
_No, si el mío también. Lo que pasa es que últimamente he dejado entrar a demasiados feligreses.

PD: Y además se acumulan todos en los mismos bancos.

lunes, 18 de julio de 2011

Mariscada.

A los chopitos del otro día, le tenemos que añadir la langosta que nos encontramos ayer.



Creo que el mito de no poderse pegar una buena mariscada en pleno corazón de los Picos de Europa, se cae por sí solo.

PD: Supongo que, al cocer, es cuando cogen su tamaño habitual y se tornan de color rojo ¿no? (es que tampoco estoy muy puesto en el tema del marisco).

viernes, 15 de julio de 2011

Música celestial.

Aunque amaneció con niebla, hoy viernes, en el cielo, se escribió una hermosa partitura musical.


Y anduvimos cantando todo el día o, más bien, anduvimos y cantamos todo el día.

PD: En clave de Sol, obviamente.

jueves, 14 de julio de 2011

Santa Marina.

Lo que ayer era la carretera a Santa Marina de Valdeón, hoy es el camino viejo de Santa Marina. El nuevo vial discurre varios metros por encima y sus dos carriles son la envidia del valle. Por contra, los tres metros de anchura del viejo asfalto, van mermando; la Naturaleza no espera para reclamar lo suyo.



Es martes, sigue lloviendo. Chubasquero, pantalones de agua (sí, ya, son de plástico, pero se llaman así), botas y ¡afuera! La ruta es cuesta arriba todo el tiempo, pero bueno, será cuesta abajo al volver. La falta de circulación es toda una delicia y andamos contentos. Asier reclama un cuento y, durante el camino, se irán sucediendo las historias de los pollos fugitivos, la casa de las ortigas, el lobo bueno y los osos feroces, el pollo y el zorro,... y un montón de historias más que tan pronto se me ocurren y cuento, como olvido.

Cerezas y grosellas, sonrojan nuestras bocas. Una promesa de avellanas y nueces inunda arbustos y árboles, pero hay que escoger una fecha para venir; no se puede tener todo.

Llegamos a Santa Marina. Nos acogemos a sagrado y, en los soportales de la iglesia, comemos el bocadillo. Cafés y cola-caos en el albergue del pueblo terminan de calentar nuestro espíritu y emprendemos camino de vuelta charlando con cuanto lugareño nos encontramos a nuestro paso.

PD: Tendría que escribir esos cuentos. Bueno, quizás Asier se acuerde de ellos.Transmisión oral.

miércoles, 13 de julio de 2011

El día del oso.

Los truenos me despiertan de madrugada; hoy no hay monte. A las nueve y media, los muchachos todavía remolonean en la cama. Aun sintiéndolo mucho, hay que levantarse; es hora del desayuno.

Tostadas procedentes de una hogaza gigantesca se amontonan en nuestra mesa. Miel de los panales cercanos, café de puchero; un mundo de golosinas caen ante nuestra gula.



Sigue lloviendo. Definitivamente, hoy no hay monte. Bajamos a la sala del hostal; juegos de mesa, cartas, organizar las fotos de estos días. A la una, para de llover. Salimos de paseo, a abrir el apetito más que nada.

Las dos y media, hora de comer. El aroma del comedor me convierte en vidente. Ya sé el plato único: Cocido (y leonés); y flan casero de postre (hecho con los huevos del gallinero de aquí enfrente).

Sigue lloviendo. Siesta.

A las ocho, vamos al bar. Café con leche, y cacahuetes.

Son las nueve y media, la cena. La goma del pantalón se arrepiente de su mismidad.

Termina el día del oso. Hemos acumulado reservas para un par de semanas de invierno. Nos retiramos a nuestra cueva.

PD: Puf, casi no me cabe ni la postdata.

martes, 12 de julio de 2011

Chopitos.

La próxima vez que pidas una ración, piensa que la sobreexplotación de los recursos naturales, puede llevar a su extinción.
Come sardinas, los bosques te lo agradecerán.

PD: Reconozco que cuando los veo fritos en una bandeja, no los reconozco.
PD2: Aunque la wikipedia no lo diga, también se encuentran en los bosques de Valdeón; a más de cien kilómetros de la costa.

lunes, 11 de julio de 2011

Saber esperar, saber mirar.

El camino viejo que une Posada de Valdeón con el mirador del Tombo es un corto paseo. Es grato recorrerlo los días que las piernas quieren descansar. Pero descansar no es sinónimo de quedarse quieto, y esos cuatro kilómetros de ida sin casi desnivel hacen mucho bien a un grupo esforzado como el nuestro.

Esconde la ruta, pequeños tesoros que se tornan grandes a quien los aprecia. Los trinos de algunos pájaros, los chillidos de los cuervos, ese lagarto que nos asusta al asustarse,... En varios puntos del sendero, unos cerezos cargados de fruta madura se nos ofrecen como zonas de detención obligada: unas son rojas, otras negras, más dulces y vampíricas.


De pronto, notamos algo. La carretera transita junto a la otra orilla del río, pero por una zona más alta, y el ruido de los pocos coches que pasan, apenas si llega a nuestros oídos. Pero no, la barahúnda procede de este lado. Es más, parece que viene siguiendo nuestros pasos. Al rato, una multitud de excursionistas adolescentes nos adelantan en tropel. Saludamos, pero no recibimos respuesta. El pelotón camina abriéndose paso entre el silencio de los pájaros. Los lagartos no les asustan porque hace tiempo que se han escondido y las cerezas son invisibles a sus ojos (lo cual no nos importa demasiado).

Una de las chicas se para y nos pregunta qué recolectamos (sic). Le ofrecemos una cereza y se la come. Se va sin más, sin dar las gracias. Bueno, pensamos, quizás sus padres le han dicho que es de mala educación hablar con la boca llena.

En fin, seguimos a lo nuestro y pasamos a la fase dos de comer cerezas: La competición de lanzamiento de güito.


PD: Esperamos que sea deporte olímpico en breve.

domingo, 10 de julio de 2011

Desempolvando caminos.

Retomamos los senderos, saludamos a los amigos, nos apiporramos a cerezas; madrugamos tarde, andamos lejos, nos paramos mucho; compartimos el agua, repartimos el pan, nos turnamos para hablar.


Volvemos a Valdeón.

PD: La ruta del Cares, el chorco de los lobos, la ermita Corona, la Farfada, el mirador del Tombo,...

martes, 5 de julio de 2011

Agudeza visual.

Adivina en menos que canta un gallo, qué trabajador municipal del servicio de saneamiento es un as resolviendo puzles.



Y cual, no.



PD: Quiquiriquí.

lunes, 4 de julio de 2011

¡Impugnación!

Noticias pasadas de actualidad. 01.07.11

Varios políticos anhelan impugnar la decisión del jurado que otorgó a Donostia-San Sebastián, la capitalidad de la cultura para el 2016 (junto a Worclaw). He aquí unos detalles que, hemos sabido, pretenden utilizar para dar peso a su alegato.

Desapego al arte de las letras.
Pocos días antes del nombramiento, los donostiarras celebraron con gran alharaca la quema de libros en grandes hogueras. Lo hicieron con el agravante de nocturnidad, demostrando su claro talante bárbaro (incluso algunos saltaban por encima de las llamas). Hay pruebas gráficas en diversos medios.



Sacan el ejército a la calle.
Los donostiarras celebran con gran júbilo su santo patrón, sacando el ejército a la calle. La ciudadanía contempla en silencio el espectáculo y no se oye un murmullo al paso de las compañías.



Desarrollo urbano incontrolado.
La ciudad crece y se construye como a cada uno le da a entender. Un gran almacén de herramientas, construido por una especie de lamas de uralita, se yergue en primera línea de playa, con el beneplácito del consistorio municipal.


Como es palpable, han sido empleadas imágenes de este blog para ilustrar las impugnaciones, alegando que, al proceder de un donostiarra de pro, dan más peso a sus argumentos.


No es mi intención criticar a las ciudades mal-perdedoras, más si cabe porque, aun eligiéndolos, no son totalmente responsables de los políticos que les representan. Únicamente diré que la mezquina de Córdoba (ejem, perdón, mezquita), no vale por si sola para conseguir la capitalidad. Respecto a Zaragoza, el Pilar tampoco es suficiente. En nuestra ciudad abundan las paredes en escuadra, donde los chicos juegan a pelota y nunca han echado en falta ningún tipo de columna para sujetarlas.

PD: No es mi intención hacer de menos a los habitantes de las ciudades perdedoras pero, respecto a sus dirigentes: Chincha rabiña.

viernes, 1 de julio de 2011

Calendario Julio 2011.

Jo, ya estamos en el mes de julio. ¡Si parecía ayer cuando estábamos en junio!


PD: Tempus fugit.