www.flickr.com

sábado, 27 de octubre de 2012

Rallyes clásicos.

Hoy, entre la lluvia, un rugido característico resuena por la carretera de Arriondas a Ribadesella. Un rugido que me trae recuerdos de Imanol, pero no en su faceta gastronómica sino en su gusto por los coches. Salimos protegidos por el paraguas; yo, pertrechado con la cámara. Curiosos, vemos cómo los participantes de la VI Edición del rallye Pre-68 Murua revolucionan su motor al comienzo de la recta, sueltan gas y aceleran todo lo que les da su corazón clásico. Es una competición de regularidad, así que tampoco mantienen mucho tiempo el pie en el pedal, pero sí lo suficiente como para levantar gritos infantiles correspondidos con toques de claxon.



PD: Y unas castañas asadas en la chimenea redondeando un día pasado por agua.

Inversiones.

Bonos basura, burbuja inmobiliaria, paraísos fiscales,... ¡Paparruchas!

Yo me quedo con una buena inversión térmica.



 PD:No olvide mencionarla en su próxima declaración (de intenciones).

viernes, 26 de octubre de 2012

Nichos ecológicos.

Cuando un nicho ecológico queda vacante, no lo hace por mucho tiempo.


Bienvenido, Tigre.

PD: Hasta siempre, Azulejos.

lunes, 22 de octubre de 2012

Elecciones.

Domingo por la mañana. Salimos los cuatro de casa. Llueve, mucho.

_Aita, ¿adónde vamos? - pregunta Asier.
_A votar, hijo.- le contesto.
_¿Otra vez?
_Sí, ésta es otra. La otra vez era para elegir el alcalde.
_¿Y por qué tantas veces?
_Bueno, no sé, pero ahora toca elegir otra cosa.
_¿Y por qué vamos siempre?
_Pues porque antes no se podía y ahora sí.
_¿No se podía?
_No, tus abuelos no pudieron votar hasta muy mayores (obvio otras "votaciones") y creo que hay que hacerlo.
_¿Y por qué no se podía?
_Porque había un hombre que decía lo que había que hacer y no dejaba escoger nada.
_¡Qué mandón!- dice Asier.
_¡Qué marimandón!- dice Aimar, atento.
_Pues podían espera a que se muriera y ya está.- sigue Asier.
_Bueno, la verdad, es que eso es lo que pasó.- le digo.
_Aita, ¿el voto es secreto?- continúa preguntando Asier.
_Sí.
_¿Y por qué tiene que ser secreto?

PD: Por la esencia del ser humano.


domingo, 21 de octubre de 2012

Viejos amigos, nuevos blogs.

Conozco a Rober desde esa época a la que nos referimos como "desde siempre". A Rober siempre le ha gustado la música y tiene una mujer cariñosa, una niña fantástica y una guitarra vieja. También tiene dos blogs. Uno desde hace casi un año, con sus canciones y las que le gustan; y otro reciente, con los cuentos que le cuenta a la luz de sus noches, Leire (aunque ahora duerme bien).

Incorporo a mi columna de Paseos matutinos el de los cuentos. Reconozco que, de los dos, es el que más miro.

PD: El de música también, Rober, pero... bueno, nos conocemos desde siempre ¿no?

sábado, 20 de octubre de 2012

Carambolas del destino.

Vagando por el facebook, "clic" y participé en un concurso de Izadi, la tienda de montaña. Sorteaban dos entradas para el Mendi tour 2012, el festival de cine de montaña organizado por el Club Vasco de Camping. En un primer momento, el premio recayó en una persona que no podía asistir y que lo cedió para que se volviera a sortear. Y así, por una carambola del destino, las dos entradas fueron a parar a Iñaki, el vecino de aquí al lado. Aproveché la ocasión para felicitarle y me correspondió con el ofrecimiento para usar su segunda entrada. Acepté gustoso.



Sorteo, recogida de entradas y proyección fueron todas el mismo día, pero no hubo problema y, algo antes de las siete y media, por fin nos conocíamos en persona y entrábamos en el teatro Principal dispuestos a ver los cuatro cortometrajes. Escogimos unas buenas butacas delanteras, próximas al pasillo exterior. Lo de buenas es por cómodas, no había otras, la sala estaba a rebosar.

Comenzó la proyección con Arditan, el retrato de un pastor, Enrike, en las faldas del Gorbea. Una vida dedicada a las ovejas y en la que la comodidad personal y familiar, queda pospuesta hasta sus años postreros. Seguimos con Línea continua,  relato de una cordada de padre e hijo, miembros de la familia Barmasse, con gran tradición como guías de montaña en el Cervino. Juntos afrontan, con éxito, uno de los últimos retos pendientes de los Alpes. Tras ella, llegó el turno a Cold. Denis Urubko, Simone Moro y Cory Richards, acometen la primera invernal al Gasherbrum 2. El título no deja lugar a dudas. Frío al comienzo de la escalada, frío durante el esfuerzo físico, frío dentro de los sacos y la tienda, frío en el campo base; creo que hasta la gente se ató las chaquetas en mitad de la proyección. Y terminamos con The swiss machine, donde Ueli Steck, con todos los récords de velocidad de ascensión imaginables, muestra una personalidad completamente alejada de la competición, entendida ésta como la superación de sus rivales. Ueli solo compite consigo mismo y verle correr, resbalar y volverse a enganchar en mitad de una pared es algo que impresiona.

Salimos contentos del cine, nos tomamos algo y charlamos un poco. Monte, rutas, niños, hablamos de todo eso y más. Y una pregunta. ¿Qué película de las cuatro elegiríamos para que vieran nuestros vástagos? La de Arditan, con el pastor Enrike ayudando a parir una oveja, dando leche a un cordero que no quería comer y sacrificando a otro con la misma naturalidad que quien se hace unas sopas de pan para desayunar (que también); la de padre e hijo jugándose la vida en pos de un reto imposible; la del frío eterno, con los tres protagonistas saliendo ilesos de una avalancha y viendo el rostro desencajado de Richards mientras Urubko y Moro siguen adelante sin más; o la del suizo metódico que tiene ocho meses de entrenamientos por delante perfectamente organizados día a día.

Iñaki pensaba que la del pastor, que los niños asumen mejor las cosas de la naturaleza. Yo también lo creo así.

PD: Y como tiene que ser, paso a Iñaki de los Paseos para conocer a Mi paseo matutino. Ya quedan menos blogueros que no conozco en persona. Todo se andará.

jueves, 18 de octubre de 2012

En Leitza quieren a los guipuzcoanos.

Este puente del Pilar culminamos lo que habíamos estado preparando los últimos meses. Pedaleamos con nuestros amigos, Adolfo, Ainhoa y Rafa, los veintisiete kilómetros que separan Andoain de Leitza; los treinta y dos de Leitza-Lekunberri-Leitza (aquí se nos unió Javi, quien añadió comienzo y final desde Andoain en el mismo día); y los mismos veintisiete de Leitza a Andoain, pero esta vez cuesta abajo. Asier llevaba su bici y demostró que no hay etapa imposible si la compañía es buena. Desde el comienzo anduvo escapado, bien con uno, bien con otro, y disfrutó de las dos ruedas como no puede disfrutarse andando en un parque urbano o en un bidegorri.

 ¡Viva el Leitzaran! ¡Viva el Plazaola!


(Bonita imagen de la cuadrilla escorada)

A causa de la lluvia, partimos de Andoain pasadas las dos de la tarde del viernes e hicimos noche en Leitza. El hostal Musunzar tiene unas bonitas habitaciones renovadas, con wifi y televisión en todas ellas, y un comedor abarrotado donde hay que reservar si quieres cenar. El menú es mejorable pero tampoco hay más sitios en el pueblo donde comer otra cosa que bocadillos. Y si los hay, no los encontramos.

Desayunamos en cafetería conocida donde preguntaron por nuestra procedencia.

(Relato de Nieves; yo estaba con los niños)

_¿De dónde sóis?- preguntó la panadera, cruasán en mano.
_La mitad de Bilbao y los otros de Donosti.-dijo Rafa.
_¡Ah, guipuzcoanos! Aquí queremos mucho a los guipuzcoanos. Sí.- respondió.

Salimos bien desayunados y nos dirigimos a la carnicería de Perurena. (Nuevamente, las notas son de  Nieves).

_¡Qué! ¿Venís a por setas?- soltó la carnicera a bocajarro, mientras afilaba un cuchillo que llegaba hasta Lekunberri (destino de ese día).
_No, no, venimos a andar en bici. Ayer vinimos desde Andoain.
_Es que la gente viene a por setas y coge un montón. Vienen hasta autobuses llenos desde Getxo solo para coger hongos. Yo no sé de eso pero el otro día una señora cogió catorce kilos y los vendía a quince euros, y eso son... No me parece bien. Hay que coger para comer, hombre, pero eso...
_Ya.
_Bueno, ¿qué queréis? ¿Esos niños son vuestros? Si queréis tengo chorizo de pamplona para los niños, pero si queréis chorizo bueno, tengo éste.-dijo la carnicera mientras se le dilataban las aletas de la nariz.

Nos llevamos "éste".

Nos pusimos en camino para la ruta estrella, pero no por distancia sino por el nerviosismo de cruzar el túnel de Huitzi. El año pasado, la humedad, la niebla, el frío y la oscuridad lo convirtieron en el tramo más duro. Con Asier "por su cuenta" teníamos las lógicas dudas.

Pero no fue así.

El túnel se encuentra totalmente habilitado. La iluminación es completa, haciendo innecesarias las frontales, y ya no hacía tanto frío ni viento con en septiembre pasado. Una pena.



(agua sigue habiendo en el túnel; y estalactitas en formación)

La lluvia fue la protagonista al comienzo y al final del puente, pero nos respetó el resto del tiempo. Bueno, más o menos, que ya estamos en otoño.

PD: Las notas de Nieves han sido ligeramente dramatizadas en pos del interés del relato.
PD2: Los embutidos de Perurena son impresionantes. Lástima que no pudiéramos coger una chuleta.
PD3: Me acordé del EGR. Ahora tiene un nuevo competidor, el egr (el getxotarra robasetas).


domingo, 7 de octubre de 2012

Cultura general.

No es una adivinanza sino una pregunta de cultura general. ¿A qué árbol está subido Asier?



Podéis fijaros en las hojas, en las ramas... bueno, en poco más.

Pista 1: No es un árbol muy alto.
Pista 2: La foto es de este sábado.
Pista 3: Atentos al gesto de la mano.

PD: ¡Viva el otoño!
PD2: Esa era otra pista para el Google.

martes, 2 de octubre de 2012

Ofertas culinarias.

No sé si es una oferta no apta para vampiros o es carísima y te la clavan. Ahora bien, esa madre brincando de alegría por la vuelta al cole de sus hijos...



PD: El ensartamiento vampírico es erróneo, tendría que haber sido en el lado izquierdo.
PD2: Nosotros no compramos, por si las galletas llevan ajo.

lunes, 1 de octubre de 2012

Calendario Octubre.

En octubre, el Sol ya no está en el cielo, se queda escondido en las hojas de los árboles.


Pd: Se intuye mal año para las castañas.