www.flickr.com

martes, 31 de diciembre de 2013

Por amor al arte.

Fritos, a la plancha o hervidos; en el mar, en un lago o en el río; en libertad, en el Aquarium o en una pecera; definitivamente, a Aimar le encantan los peces. Durante su convalecencia de la varicela, cuando ya podía salir a la calle pero aún era pronto para ir a clase, Nieves y él se acercaron a la pescadería. Según me cuentan, quedó embelesado por el espectáculo y fue nombrando los diferentes pescados con reseñable acierto. En eso, nuestra pescatera, Claudia, se dirigió a él y le pidió un dibujo para decorar el puesto en Navidad.

Durante los siguientes días, Aimar fue pensando, esbozando, pintando y coloreando el dibujo que Claudia le había pedido. Cuando lo terminó, ya recuperado del todo, Nieves buscó un hueco por la tarde y se lo acercó. Aimar volvió contento:

_Lo va a colgar en la pescadería.-me dijo.


El sábado pasamos por allí a verlo. No había demasiados, aunque poco importaba. Aimar me señaló el suyo, que reconocí enseguida, un barco naranja, con unos peces durmiendo (Zzzzz) y unos Reyes Magos, un Olentzero y un Papá Noel tornados igualmente en peces cumpliendo sus funciones navideñas. Posó delante de él, charlamos con Claudia y nos fuimos a casa, orgullosos de su obra.

PD: Tenía pintado hasta un roscón de reyes para que picaran.

lunes, 30 de diciembre de 2013

Ventanas al pasado.

En la trasera del Buen Pastor, frente a Correos, hasta nosecuando, está la feria de artesanía. Nosotros estuvimos el sábado y volvimos encantados con la originalidad de algunos puestos. En concreto de uno que llaman "Ventanas al pasado" y que luce una serie de dioramas de un gusto y un acierto destacables.

Vale la pena visitarla.



Nosotros compramos y regalamos uno.

PD: Tampoco más que no son baratos.

domingo, 29 de diciembre de 2013

Frozen.

Hay algún que otro spoiler, así que si tienes menos de siete años, no sigas leyendo.



No, no nos lo esperábamos, y reconozco totalmente mi culpa. Vi el título, consulté algún tráiler y pensé que valía la pena. Después de Brave, la última "princesa Disney", creí que ahora tocaba algo más de acción. Pero no, las princesas volvían al ataque; y por partida doble. ¿Dónde estaba el error? No lo había. Entre ambas había salido Monsters University; y como ahora Pixar y Disney son lo mismo, se mantenía la alternancia.

En la entrada ya debí sospechar algo, muchas niñas y niños menores de seis años; pero seguimos adelante. Tras un comienzo tortuoso, con equivocación de película por parte del cine y cinco minutos de "Dos bodas de más" (si no salimos a avisar nos la vemos entera), empezó la proyección correcta.

¿Qué? ¿Una canción tan pronto? Bueno, vale. ¿Cómo? ¿Otra más? ¿Y otra? ¿Y otra? Ya no se llevan los CD sino la descarga en iTunes pero, o mucho me equivoco, o todo esto no cabe en un solo disco. Yo miraba de vez en cuando a los muchachos. Estaban atentos a la pantalla, expectantes, pero cuando llegamos a lo que viene ser en Disney el final de la primera parte, supe que sería un fiasco. Un fantástico, precioso e impresionante palacio de hielo; una princesa-reina que cambia su vestido de coronación (que ya era vistoso) por otro de encaje hecho de hielo y gasa, cubierto de brillantes... (in-su-pe-ra-ble).  Según veía la escena iba haciendo mi composición mental del merchandaising de la película. Estos carnavales no vi demasiadas Brave en la calle; de Frozen vaticino que habrá muchas más. Sin embargo, un mínimo guiño al público masculino de cierta edad salvó ligeramente los muebles. Un monstruo de hielo y nieve se erguía como guardián del palacio. Aquello podía prometer.

Pero no. El monstruo no era mas que la excusa para terminar de colocar en la película todos los elementos clásicos de Disney, incluida la muerte por despeñamiento del malo. El engendro no era realmente malo, solo protegía a la reina pero el bueno (que sí era bueno, guapo y algo ingenuo) le dio lo que le correspondía.

El final merece alguna lágrima y una ligera emoción cuando colocan en orden el amor fraternal y el amor romántico, pero poco más. Los malos son malos pero no malvados; los trolls son buenos y tienen "posibles" pero salen poco, tal vez lo justo para lanzar una nueva línea de juguetes (¡Por favor! ¡Si hasta llevan collares de esmeraldas y rubíes!); y los secundarios son lo mejor de todo el largometraje (una vez más) y participan esta vez activamente en el desarrollo de la trama.

¿Veredicto? Si lo sé antes, nos metemos en Lluvia de albóndigas 2. Sin embargo, para el público hacia el que va realmente dirigido es perfecta, aunque no memorable.

Puntualización: La clasificación "público infantil" no existe, se subdivide en muchas más categorías de las que habitualmente se supone.

Pd: Lluvia de albóndigas 2 será probablemente sea la próxima, si no sale antes Río 2.
Pd2: Despeñamientos de malos en películas Disney: Blancanieves, la Bella y la Bestia, los rescatadores, Up, Enredados,... La lista aumenta.

sábado, 28 de diciembre de 2013

Patrocinadores del blog.

El otro día, la empresa de calzado deportivo ASICS, se ha puesto en contacto conmigo. Creo que todo viene a través de la web de mi amigo MARC, y de las fotos que le he ido haciendo durante las pasadas Behobias. El caso es que les convence el formato y temática de mi blog porque están a punto de lanzar una línea de calzado de montaña. Me dicen que habían visto las entradas de las acampadas con Asier y me ofrecían un par de botas para mí y otro para Asier. Las contraprestaciones eran incorporar su logo y link en mi barra lateral, y hacer las excursiones con esas botas (lógico) hablando de alguna manera de ellas. Les comenté por mail que no solo iba con mi hijo mayor al monte sino que mi mujer y el pequeño también venían aunque en esas acampadas en concreto no hubieran estado. Me contestaron que no tenían ningún problema con facilitarme otro par de botas para Nieves, ya que también tenían una línea femenina pero para el pequeño no tenían talla. Leyendo su carta hasta ahí, me las prometía yo muy felices, vendiendo mi alma (y un hueco de mi web) por tres pares de botas cuando seguí leyendo. El caso es que, por eso de la publicidad, podía ser un problema ir con Aimar al monte cuando lleváramos esas botas. No podía ser que anduviéramos nosotros brincando por ahí con las flamantes ASICS y un crío pequeño calzado con otra marca, hiciera lo mismo que nosotros. Comentaban que cuando menos, en las entradas del blog, Aimar no saliera en las fotos y que no mencionara que habíamos ido con él. Esperaban que comprendiera la situación.

No, no la comprendí.

PD: Obviamente, no tengo botas nuevas.
PD actualizada: Feliz día de los inocentes.

miércoles, 25 de diciembre de 2013

Venteando (La aventura de los dos miles prepirenáicos).

La expedición montañero-navideña de este año se cotizaba cara, y muchos no pudieron costearla: gripe, trabajo, compromisos, la víspera fue Santo Tomás,... Sin embargo, este pasado domingo, algo  más temprano de lo habitual, Josean, Asier y yo, nos embarcamos otra vez rumbo a la aventura. El objetivo, nuestro primer tres mil, Ekaitza (1.047 m.), Mendieder (1.071 m.) y Mendaur (1.131 m.).; aunque al final optamos por un dos mil, dejando Mendieder para otra ocasión.

Últimamente, la geografía vasco-navarra se ve jalonada por nuevas posadas donde avituallarse. No son setales, así que tengo permiso para comentar nuestra primera parada en Bera de Bidasoa, en la panadería/pastelería/cafetería Sarobe. Dejamos el coche en la plaza y Josean y Asier se adelantaron. Yo los seguía de cerca pero, en una esquina, los perdí de vista. Me detuve para ver si los localizaba, venteé (2) el aire y los encontré; a ellos y a los parisinos. Los parisinos son ...

(Oh, là, là!)

Seguimos camino y nos acercamos por pista rodada hasta el embalse de Mendaur. Calzamos las botas y, tras un breve calentamiento, empezamos a ganar altura. En ocasiones, la pendiente rozaba el límite de deslizamiento pero no tuvimos mayor contratiempo y, tras ventear (3) algún que otro montón de hojas, llegamos al cordal.

(ventea tú, venteo yo)

Dirigimos nuestros pasos al Ekaitza (10.470 dm) caminando por la cresta. Venteaba (1) del sur, deshaciendo el mito del viento cálido, y nos guarecimos a sotavento al llegar a la cima para escribir la nota del buzón. Un montañero se acercaba del lado contrario. Andaba despistado, venteando (4), y Josean le solucionó sus dudas. La batalla contra el meteoro fue épica y merecedora de ser recordada por nuestros descendientes; quede para ellos esta imagen.


Quizás fuera mi imaginación, pero me dio la impresión de que, en ese momento, sonaba en el aire una pegadiza tonadilla.

Aún no estábamos deslomados y lomeamos rumbo a Mendieder, deteniéndonos para ayudar al escaso ganado local. Rompimos el hielo de las pequeñas pozas con todos los medios a nuestro alcance: bastones, botas, cabeza,... dejando el agua fresca accesible para ovejas y corderos.



Al rato, tuvimos que tomar una decisión. Quedaba un ligero ascenso y un cresteo hasta la cima, descenso hasta el collado de Bustitza y una última ascensión a Mendaur. Optamos por no seguir subiendo y nos llegamos hasta el collado, cogimos agua en la fuente y nos encaminamos hacia la ermita y el refugio. Un paisaje digno de Mordor nos esperaba.



Los suaves zigzag nos aproximaban al final de la ruta. Estábamos ante unas moles de piedra, aparentemente inexpugnables. Seguimos un poco más y descubrimos unas escaleras de piedra que franqueaban el paso hasta la cumbre. En el número veintidós perdí la cuenta.

(39, 40, 41,...)

Visitamos la ermita y pasamos al refugio, donde tomamos un caldo caliente, perfecto para templar el cuerpo, y un chocolate caliente, perfecto para elevar el espíritu (el refugio es libre; caldo y chocolate los llevábamos nosotros). Reseñar que el refugio está muy bien, con su mesa larga, sus bancos corridos, su chimenea apagada,... Antes de comenzar el regreso, buzoneamos por segunda vez y volvimos al embalse acortando el camino por la ladera.

Ya de vuelta, hicimos un alto en Doneztebe donde tomamos un café y desgustamos unos deliciosos lacitos de hojaldre; uno de ellos cubierto de chocolate blanco.


Una vez más (y van...) mil gracias a nuestro sherpa particular por sus enseñanzas, que alegraron el día a los niños de diversas edades que acudieron fieles a la cita, y la noche a los que no pudieron ir y que escucharon atentos la narración de tan excelsas aventuras.

Pd: Donde digo uno, digo dos y otros cuatro para llevar.
Pd2: La acepción nº 8, se sobreentiende, estando entre machotes, pero no se comenta, estando entre caballeros.

martes, 24 de diciembre de 2013

Feliz Navidad.

Feliz Navidad.


Pd: Y próspero año nuevo.

lunes, 23 de diciembre de 2013

Clásicos navideños.

Lo que por estas fechas era tradición año tras año, esta vez no lo ha sido.

Pero...



... otras ocuparán su lugar.

Pd: No es que las luces no estuvieran enredadas, es que no funcionan.
Pd2: ¿Algún electricista en la sala?

jueves, 12 de diciembre de 2013

Expresiones erróneas.

"Me importa un pimiento".


A ti lo que te sucede es que no has venido a comer a mi casa.

PD: Solos o como acompañamiento.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Apocalipsis IX.

Ya ocurrió hace tiempo, y ahora ha vuelto a suceder (esta vez con nocturnidad y alevosía).


PD: Y además, el diablo patrocina el descenso del paro en Gipuzkoa.

sábado, 7 de diciembre de 2013

Calendario 2013.

Este fin de semana, he comenzado el proceso de seleccionar y confeccionar el calendario para el 2014. Como siempre, fiel a mi compromiso personal, escarbo entre las casi siete mil fotografías hechas este año para elegir a las doce ganadoras que ocuparán cada uno de los meses.



Para evitar avalanchas pasadas, aprovecho para preguntar a quienes conserváis el soporte de otros años y disfrutáis del calendario en un lugar privilegiado de vuestra casa, si esta vez vais a volver a querer una copia o no tenéis sitio donde lucirla. Dicho queda.

Por una vez, enfrento con tiempo y relajadamente (fotográficamente hablando) el fin de año.

PD: ¡Cáchis! ¡La postal!

viernes, 6 de diciembre de 2013

Autorreferencia.

Autorreferencia nivel 1.

(Un oso de  gominola hecho de osos de gominola)

PD: El nivel 2 tiene que ser épico.

domingo, 1 de diciembre de 2013

A vueltas con la montaña.

Este sábado, tras superar rampas de más de 37 grados, Asier se ha despertado como ganador del premio de la montaña. Al menos durante esta semana, lucirá el maillot correspondiente.

Se tiene previsto sustituir la corona de laurel por otra de avena.


PD: Que será empleada para sustituir a los baños de multitudes.

Calendario diciembre.

Comprobad en vuestras agendas los deseos propuestos para el 2013. Solo queda un mes para realizarlos.


PD: También pueden transcribirse a la nueva agenda del 2014.