www.flickr.com

viernes, 31 de enero de 2014

De buzón a buzón.

Suena el telefonillo.
_Es tu hermana.-dice Nieves.
 Abre la puerta pero no sube nadie.
_Que raro, parece que se va.- comenta. La verdad es que no se ve nada bien este cacharro. He visto una melena y me pareció que era ella. Bueno, salgo un momento a un recado, ahora vuelvo.

Al rato, vuelve con una carta en la mano. La acaba de recoger de nuestro buzón; sin sello, sin remite, sin destinatario... pero sabemos para quién es.



Otra alegría más.

PD: De buzón a buzón sin pasar por Correos.
PD2: Ya no nos quedan cartas en los buzones montañeros.

jueves, 23 de enero de 2014

Ecos de la tamborrada.

Aimar está nervioso. Este año es su primera participación en la tamborrada infantil y nada ni nadie puede evitar que salga a desfilar el día de San Sebastián. Bueno, nadie, no, dejémoslo en nada. La mañana amanece desapacible pero a la hora convenida está en el colegio con su hermano y su madre. A Asier le dan su barril, a Aimar su hacha de gastador y se quedan esperando la decisión final sobre si se sale o no.

Salen.

 En Alderdi Eder estoy esperando yo. Tengo un pase (gracias, s.f.g.) y voy fotografiando a los niños que se van congregando frente al ayuntamiento. Llegan los míos, pero están tan apretados que apenas puedo hacer fotos. Sin embargo, a través de un resquicio, inmortalizo de forma inequívoca el espíritu familiar: ese morrión ladeado me trae recuerdos de otra primera vez.


Llueve, a ratos hasta graniza, pero la ilusión y un paso vivo evitan que los chavales se enfríen; los que aún esperan en Alderdi Eder no lo estarán pasando tan bien.

Aimar camina con paso marcial: el hacha en el hombro derecho, la mano izquierda contra el pecho. Yo voy con ellos, yendo de un lado a otro fotografiando a los niños del colegio cuando me doy cuenta de algo extraño; la postura de Aimar no me parece del todo natural. En un momento que se detienen aprovecho a preguntarle:

_¿Qué haces con esa mano, Aimar?

El pobre gizajo la baja y me enseña, con gesto preocupado, la medalla que les han dado de recuerdo por salir en la tamborrada.

_Es que no quiero que se me oxide.- me dice afligido.
_No te preocupes, cuando lleguemos a casa la secamos y no se estropeará.

La compañía reanuda el desfile. Aimar baja la mano y continúa caminando más relajado, mientras una lluvia fina moja la cinta de colores.

PD: Que secamos con mucho mucho cuidado al llegar a casa.
PD2: No se estropeó.

martes, 21 de enero de 2014

Consejos y recuerdos.

Asier tiene otras dos cartas en el buzón. Nieves las coge y me las enseña. Seguro que son de la última excursión con Josean. Cuando vuelvo a casa ya las ha abierto y están sobre la mesa. Una de ellas está firmada por una tal Mamen. Añade su apellido (que he borrado de la foto) y adjunta la nota de Asier con una tarjeta del Club Vasco de Cámping y un sobrecito plástico para evitar que las inclemencias del tiempo dañen la carta. En el otro sobre no está la nota de Asier. En su lugar una misiva, en euskera y castellano, da la explicación:

Kaixo Asier:
Pasaden Abenduaren 26-an Ekaitza mendian zure mezua jaso nuen, nahiz eta buzoi barrian egon, papera bustita zegoen, bai...
Ni Josetxo naiz, 44 urtekoa, donostiarra, Amara auzokoa, nahiz eta orain hemendik urrunegi bizi,,,
Ni zu bezain gaztea nintzenean, Artikutzako inguru guzti hori ibiltzen nintzen: Bianditz, Saria, Izu,...
Por eso, en cuanto puedo me gusta volver a recorrer estos caminos. El pasado día, salimos desde Eskax y pretendíamos llegar a Mendaur y regresar pasando por el pueblo de Artikutza, pero los días son muy cortos. Sin embargo a Ekaitza sí llegamos mi amigo y yo. Me ha hecho ilusión recoger tu nota y te felicito por haber logrado esta cima. Espero que hagas tantas como yo he hecho y si puede ser muchas más...
Benetan, Zorionak!

(traducción libre)
Hola Asier:
El pasado 26 de diciembre recogí tu mensaje en el monte Ekaitza, a pesar de que estaba dentro del buzón, el papel estaba mojado, así que...
Soy Josetxo, de 44 años, donostiarra, del barrio de Amara, aunque ahora vivo lejos. Cuando era joven  como tú, anduve por todos los alrededores de Artikutza: Bianditz, Saria, Izu,...
Por eso, en cuanto puedo me gusta volver a recorrer estos caminos. El pasado día, salimos desde Eskax y pretendíamos llegar a Mendaur y regresar pasando por el pueblo de Artikutza, pero los días son muy cortos. Sin embargo a Ekaitza sí llegamos mi amigo y yo. Me ha hecho ilusión recoger tu nota y te felicito por haber logrado esta cima. Espero que hagas tantas como yo he hecho y si puede ser muchas más...
De verdad, Zorionak!


Es curioso. Por un lado, Mamen, compañera desconocida de club, devuelve la hoja protegida con cuidado, regalando y enseñando sin decirlo, la forma de proteger las notas que dejamos en los buzones. Por otro, Josetxo, recoge con cuidado los restos de un papel estropeado y escribe una carta, recordando su propia infancia y animando a Asier a seguir yendo al monte.

Asier guarda en su caja de los recuerdos, todas las cartas que va recibiendo. Las pone junto a los fósiles, a las entradas de cine, a las fotos de cuando era (más) pequeño... Sé que lo hace con ilusión, la misma que siento yo porque siga habiendo gente así por esos montes.

PD: Y hablando de Izu y de Eskax, que decía Josetxo, mira tú por dónde andan otros.

domingo, 19 de enero de 2014

Wake Up, Rosetta!

El 2 de marzo de 2004, la Agencia Espacial Europea, lanzó la sonda Rosetta, cuyo objetivo era aterrizar en el cometa 67P/Churiumov-Guerasimenko diez años después.

... Y ya han pasado.

La ESA propone hacer un vídeo para celebrarlo, así que ahí va el nuestro.



PD: Aunque con la tamborrada no creo que le cueste mucho.
PD2: Está previsto que se "despierte" el 20 de enero a las 10:00 UTM.

sábado, 18 de enero de 2014

Onddo (7.850 dm.) al estilo Annapurna.

Cuenta Maurice Herzog en su libro "Annapurna, primer ochomil", que la primera intención que tuvieron fue escalar el Dhaulagiri pero renunciaron por la imprecisión de los mapas y lo impresionante de su cumbre. Algo similar nos ocurrió el pasado 11 de enero, cuando partimos de San Sebastián con la intención de coronar el Zaburu (7.810 dm.) pero terminamos subiendo al Onddo (7.850 dm.).

 La jornada comenzó tardía. No se puede celebrar un cumpleaños e inaugurar un piso y meterse pronto en la cama. Hay que demostrar un respeto por las costumbres locales ahí donde uno esté, y así lo hago siempre que puedo; y podía. Así, no antes de las once de la mañana, calzábamos las botas en Besabi y comenzábamos a andar rumbo a Zaburu por la clásica al Adarra, saludando a la fauna local.


 (dos inteligentes animales aplicando el "yo te rasco, tú me rascas") 
 

La mañana era fresca y luminosa, y caminábamos tranquilos. Habíamos dejado la zona de aparcamiento llena y pensábamos que nos encontraríamos el monte a rebosar de gente; luego comprobamos que lo que estaba completo era el restaurante. 



(mañana fresquita, tralarí, tralará)

Llegamos sin problemas al llano de Belabieta y comenzamos a rodear el Adarra. Como siempre, algo más en invierno, algo menos en verano, el camino presentaba zonas de profundo barrizal. Procurando no resbalarnos demasiado llegamos sin mayor contratiempo al collado de Eteneta, con su crómlech redondeado y su menhir enhiesto.



Vistas las horas que eran, la de comer y la solar, sopesamos la situación. Bordear la loma por una senda huidiza, bajar, subir, volver a bajar y volver a subir,... Lo agreste de la cumbre del Zaburu en comparación a la loma herbosa del Onddo... Decidimos, como otros hicieron antes, renunciar a Zaburu por la imprecisión de los mapas y lo impresionante de su cumbre (en comparación). Y bueno, al igual que Herzog, nosotros tampoco habíamos subido nunca al Onddo.

Comimos en un vertice geodésico de esos que sirven para apoyar la espalda y a punto estuvimos de echar un sueñecito en su buzón.


 En su lugar, Asier y Aimar dejaron su nota y volvimos a Besabi justo a tiempo para un café y un choricillo mientras limpiaban las mesas. El aroma a alubias y chuleta aún flotaba en el ambiente.

Estábamos recogiendo cuando una llamada sonó en el móvil:

 _¿Marc? ¿Qué pasa? ¿Dónde estás? (a este hombre siempre hay que preguntarle donde está).
_Debajo de tu casa.
_¿Cómo?
_Es que vengo al Cross de Elgoibar y estoy filmando unas cosas para el reportaje de la Behobia.
_Pues estamos en el monte. ¿Luego quedamos?
_Vale, luego quedamos.

Pero no pudo ser. Sus compromisos le llevaron más tiempo del esperado y solo pudimos hablar por el móvil mientras me saludaba desde el balcón de una suite del Hotel de Londres.

PD: Y yo disfrutaba del hermosos paisaje de la bahía de la Concha de noche.
PD2: Y de su fresca brisa marina.

jueves, 16 de enero de 2014

Amor (al arte) recompensado.

Las pasadas navidades, Aimar le hizo un dibujo a Claudia, nuestra pescatera, para que adornara el puesto. No había ningún concurso de por medio, solo ese olvidado placer de hacer cosas que te agradan y con ellas agradar a los demás.

Hoy, Nieves se ha pasado por la pescadería.

Relato novelado de lo sucedido (yo no estaba allí).

_¡Vaya! -dijo Claudia. ¡Ya creí que no venías!
_¿Por?- contestó Nieves.
_Es que tengo algo para Aimar.

Y le entregó un juego de pinturas y lo que aparentaba ser una bolsa de txutxes normal y corriente. Pero, no, porque al abrirla...


... tiburones, pulpos, anguilas y serpientes marinas. ¡La flor y nata de los océanos de gominola!

PD: Serpientes marinas pero no venenosas, ojo.

martes, 7 de enero de 2014

Ecos del pasado.

Kaixo, bikote.

Atzo jaso nuen zuek Txameni mendian utzi zenuten mezua.
Asko poztu nintzen dituzuten urteak irakurtzean.
Jarraitu berdin, oso polita eta dibertigarria bai da mendira joatera.

Muxu bat.



(traducción libre)
Hola, pareja.
Ayer cogí el mensaje que dejasteis en el monte Txameni. Me puse muy contento al leer vuestras edades. Seguid así, pues es muy bonito y divertido ir al monte.
Un beso.

------------------------------

Esta mañana, al abrir el buzón, un sobre sin remite y dirigido a Asier y Aimar, nos estaba esperando. Al abrirlo, una carta de preciosa caligrafía, contaba cómo el autor había encontrado el mensaje que los muchachos dejaron en el Txameni y les animaba a seguir yendo al monte.

Creemos que el montañero lo recogió el primer día de dos mil catorce y, a falta de remitente, hemos decidido llamarle Azkar.

PD: Tenemos un nuevo amigo en Lazkao.
PD2: O amiga.

lunes, 6 de enero de 2014

Erratas 2.0.

Siempre dije que nunca hay que comprarse una primera edición de un libro de medicina o de setas; puedes morir por culpa de una errata. Amplio la recomendación a la descarga de aplicaciones para iPad y tabletas varias.


PD: Aunque nosotros solo confiamos en los expertos.
PD2: Expertos que tienen que ser amigos; que esa es otra.

miércoles, 1 de enero de 2014

Calendario enero.

Empecemos el año nuevo como se merece.


PD: Con su postdatita y todo.
PD2: Feliz año nuevo.